Artículos | Jesse Chacón | Perspectivas y Realidades

RESULTADOS ELECTORALES EN VENEZUELA: Estudios de Opinión o Manipulación Política (Jesse Chacòn-GISXXI)

¡Vengan a Venezuela si quieren ver una democracia!, ha dicho el presidente Hugo Chávez en horas de la tarde del 7 de octubre mientras ejercía su derecho al voto. Ya en horas de la noche se conocieron los resultados de esta elección presidencial que lo ratificó como vencedor. Chávez será presidente de Venezuela para el período 2013 – 2019.

Los resultados entregados por el Consejo Nacional Electoral (CNE) en un primer boletín, con un 90% de las actas de escrutinio indicaron que el candidato socialista, Hugo Chávez Frías, logró el 54,42% de los votos, por su parte Henrique Capriles obtuvo el 44,97%.

En el último boletín del CNE, al cierre de esta semana, con el cien por ciento de las actas procesadas, Hugo Chávez amplía la ventaja alcanzando 8.136.964 votos, lo que equivale a 55,25%. Mientras que Capriles alcanza 6.499.575 sufragios, lo que representa 44,13%. Esto de un total de 15.010.584 votos escrutados, de los cuales 14.725.685 son válidos y 284.899 nulos.

Estos resultados representan una participación de 80.67%, lo cual ubica la abstención en un 19%, resultado inédito en Venezuela y en las demás democracias latinoamericanas.

Este resultado ha sorprendido a quienes alineados con la matriz mediática internacional y con las encuestadoras venezolanas de baja credibilidad habían argumentado un empate técnico o una posible victoria de Capriles.

La matriz de un empate técnico o la derrota del presidente Chávez se intentó posicionar como el escenario final. Durante el ciclo de campaña para las elecciones presidenciales del 7 de octubre de 2012, la prensa de la derecha nacional e internacional replicaron con insistencia: “Es la primera vez desde que Hugo Chávez, asumió la presidencia en 1999, que no hay certeza sobre el resultado final, en todas las ocasiones anteriores el clima político, la dispersión de la oposición y la fuerza del candidato, daban siempre como seguro ganador a Chávez.”

Esta afirmación cobró fuerza tras el informe del derechista Crisis Group. Latin America Report Nº 42 del 26 de junio del presente año; sin ningún soporte metodológico, Crisis Group construyó su informe sobre deseos y premoniciones, antes que sobre un esfuerzo científico de estudio de la opinión y las diversas variables socio-económicas que configuraban la coyuntura venezolana. De tal suerte gran parte de la opinión pública internacional se vió arrastrada por los mismos equívocos de Crisis Group.

Las variables del informe en mención fueron la salud del Presidente. Al respecto el informe planteó: “Pero una contienda presidencial en contra del actual presidente es algo diferente. En condiciones normales, Chávez posiblemente ganaría. Es muy bueno en campaña y todavía goza de fuertes lazos emocionales con muchos venezolanos, especialmente con los más pobres. También cuenta con instituciones leales y la poderosa máquina mediática del Estado, y usa abiertamente los fondos públicos para los fines de la campaña, particularmente entregando beneficios a través de programas sociales. Hasta los partidarios de la oposición admiten que competir con un Chávez sano sería prácticamente imposible.” Todas las premisas de la conclusión de crisis group en la que daba como perdedor al candidato Hugo Chávez se basaron en su salud; sin embargo Crisis Group no presentó ningun informe médico o científico.

En contravía a este entramado de especulaciones, nuestros estudios de opinión como GISXXI, coincidentes con las demás encuestadoras venezolanas metodológicamente profesionales, dieron en todo momento como seguro ganador a Hugo Chávez Frías. Uno de nuestros escenarios termina acertando de manera nítida en los resultados, nuestro escenario dos, le otorgó a Hugo Chávez en el foro público convocado por TELESUR ocho días antes de las elecciones, un 55.1% y a Capriles un 44.9%, siendo el resultado final anunciado por el Consejo Nacional Electoral, de 55,25% para Hugo Chávez y 44,13% para Capriles.

La matriz de la derecha nacional e internacional fue alimentada por la encuestadora Consultores 21, la cual a 3 días del evento electoral envió un informe ejecutivo a sus clientes señalando que era imposible el triunfo del presidente Chavez y que esa firma esperaba un triunfo del candidato Capriles entre un 52%-54%.

De igual manera Consultores 21, en las elecciones de la Enmienda Constitucional de 2009, había dado como perdedora la propuesta de Hugo Chávez. El lector podrá apreciar en los gráficos anexos, la desviación que algunas encuestadoras han mantenido en estas contiendas electorales en relación a los resultados finales validados por el Consejo Nacional Electoral, esta situación se presenta como producto de su crisis ética o de un error metodológico.

Otra encuestadora que alimentó sutilmente la quimera opositora de un empate técnico o una victoria sobre Hugo Chávez fue Datanálisis, en su informe del 25SEP12 otorgó un 47% a favor de Hugo Chávez y un 37% a favor de Capriles Radonsky; pero dejaba un 13% de indecisos que podrían alinearse con Chávez dándole la victoria o en el peor de los casos alinearse con Capriles dandole una victoria cerrada. Con esta metodologia nos decía que era posible que los candidatos Chavez o Capriles podrían resultar ganadores, permitiendo alimentar la matriz de un posible empate técnico.

Conocidos los resultados y el triunfo del presidente Chávez, es importante que las encuestadoras que erraron en sus pronósticos o manejaron márgenes de indecisos lo suficientemente amplios para construir escenarios donde cualquiera de los dos candidatos podían resultar electos, le den la cara al país y le expliquen las razones que afectaron sus proyecciones.

La epistemología ha saldado las cuentas con el positivismo y ha demostrado que no existe socialmente ningún conocimiento neutro, todo conocimiento está mediado por un interés, es decir, el conocimiento está orientado a fines emancipatorios o de dominación. Esto se aplica a la producción del conocimiento generado por la demoscopia o los estudios de opinión, no se le puede criticar el interés de soportar uno u otro interés social a una encuestadora; pero jamás este interés social debe violentar los criterios de verdad soportados en los dispositivos metodológicos científicamente validados y en la entereza ética de hacer público el conocimiento obtenido, sea adverso o a favor del campo político afecto.

Dudamos de la debilidad metodológica de las encuestadoras que aportaron a alimentar la matriz de derrota del presidente Chávez, sabemos que son encuestadoras de tradición y cuentan con un arsenal metodológico válido, por lo que pudiésemos estar al frente del ocaso ético y vulneración del profesionalismo de las mismas, desde una práctica Goebbelsliana de imponer una matriz mediática prefabricada apoyada en empresas, supuestamente técnicamente calificadas, que le otorguen credibilidad social. Ojala este evento electoral nos permita generar un espacio de debate donde transitemos hacia una mejora de la credibilidad de estas empresas encuestadoras.

Pero ha sido la práctica social, como en toda la historia de la humanidad el criterio final de verdad, práctica que confronta al conocimiento producido y le da el estatus de cientificidad o de ideología falseadora de la realidad. Ha sido la práctica de los excluidos la que ha ratificado de nuevo el proyecto de inclusión y democracia liderado por el presidente Chávez.

Estas elecciones del 07OCT12 han demostrado que otro sentido de época se ha instalado en las mentes de los venezolanos. Lo alcanzado en estos 14 años alrededor de la universalización de los derechos sociales, la independencia, la soberania y la emergencia de lo popular, son los referentes sobre los cuales se daran las próximas disputas.

Parafraseando a Gramsci: ¡una nueva hegemonía comienza a instalarse en los corazones de los venezolanos!

Jesse Chacòn

Director GISXXI

www.gisxxi.org

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.