Artículos | Jesse Chacón | Perspectivas y Realidades

VENEZUELA: Tercer país de América Latina con más lectores de libros (Jesse Chacòn- GISXXI)

Esta semana, se ha hecho pública, una gran noticia, el estudio realizado con una muestra de 8.652 personas alfabetas mayores de 13 años de edad en distintas partes del país, ubica a Venezuela, con 50,2% de población lectora de libros y 82,2% de la población que lee algún tipo de material, sean libros, revistas, textos escolares, periódicos, páginas de internet o documentos digitales.

Estos resultados, ubican a Venezuela por encima de Brasil, Colombia, Perú y México, representando un avance respecto al 2006, cuando el 46% de la población venezolana leía libros, lo cual representa un incremento del 4% en estos años.

Según este estudio de comportamiento lector, acceso al libro y la lectura que desarrolló el Centro Nacional del Libro, a través del equipo de Asesoría Goya, Venezuela se ubica como el tercer país que más lee libros en América Latina.

Comparando estas cifras con los datos del Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (Cerlac), Venezuela está delante de países con una fuerte industria editorial, donde el porcentaje de lectores se presenta por debajo del nuestro, Brazil con 46%, Colombia 45%, Perú 35% y México 20%. Estarían en el primer y segundo lugar de América Latina, Argentina con 55% y Chile con 51%, en Iberoamérica España se ubica en el primer lugar con 61%.

Del estudio de comportamiento Lector realizado por el CENAL, diversos hallazgos, son de una gran trascendencia en el contexto de cambio cultural que vive la sociedad Venezolana:

- Las mujeres leen más que los hombres. Ellas representan 55,6% de la población lectora y ellos 44,4%

- Los jóvenes están en la punta con 21%, seguidos de personas de entre 45 y 59 años con 20,3%.

- Los estratos sociales más bajos son los que mayor porcentaje de lectores concentra. En la tabla de medición de estratos donde 1 es el más alto y 5 el más bajo, el estrato 4 reúne 38% de los lectores.

- 18,2% de las encuestadas y los encuestados dijeron haber recibido libros donados por el Estado.

- 81,3% de las beneficiarias y beneficiarios de los libros gratuitos del Estado afirmaron haberlos leído.

- 71,2 % consideraron que el Estado cumple con su responsabilidad de promover el hábito de la lectura.

- 32,3% expresaron que lee más que hace tres años.

- Leer ocupa el cuarto lugar en el uso del tiempo libre.

El significado de todo esto, es que el uso del libro y la escritura están inscritos en las formas como las sociedades establecen los mapas de saber, de poder y de reproducción simbólica y cultural. En nuestra sociedad el libro ha sido utilizado como el objeto cultural predominante para circular el saber y el conocimiento, y en el pasado fue utilizado como dispositivo de discriminación y exclusión.

El libro y la lectura durante el ciclo de poder punto fijista, representó en la sociedad Venezolana un signo de poder de las élites, un dispositivo al que solo accedían ellos, no es despreciable el impacto en las lógicas del conocer y de reproducción cultural que nuestra población haya conocido primero la televisión que el libro, tampoco es irrelevante para caracterizar el proyecto de sociedad de la burguesía Venezolana, los altos niveles de analfabetismo que existían en nuestra sociedad.

La revolución Bolivariana llegó para resituar los lugares de poder, para garantizar el poder del pueblo. Un lugar fundamental del poder popular es el conocimiento, por ello la revolución instaura un proceso de disputa cultural en el que la alfabetización se acompaña con un creciente proceso de escolarización, mientras se comienzan a crear las estructuras necesarias para garantizar que el libro como dispositivo cultural llegue a la población Venezolana y cumpla su papel transformador.

La creación y fortalecimiento de instrumentos estratégicos como las editoriales y la fundación de la imprenta de la cultura, han sido acompañados de un vigoroso proceso de creación de canales de distribución y vínculo directo con las comunidades, en esta dirección se han fortalecido los procesos de promoción de la lectura, las ferias del libro y las librerías del sur.

Las librerías del sur han buscado superar el papel de ser simples lugares para vender libros y han logrado ser centros culturales para la democratización del acceso al libro. La revolución Bolivariana logro triplicar el número de librerías al llevarlas de 16 en 2000 a 51 en 2008.

Algo fundamental ha cambiado en Venezuela sobre la forma de comprender la cultura, hoy estamos lejos de pensar la cultura como el buen gusto de las élites o como sólo las bellas artes. Hoy vemos la cultura como todas las expresiones materiales y simbólicas de la personalidad y conciencia del pueblo devenido en revolución y nuevo proyecto de identidad nacional multicultural.

Hoy, nuestro pueblo eleva su capital cultural y simbólico, apostando a la construcción del “Hombre Nuevo” necesario para la materialización de la nueva sociedad socialista.

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.