Noticias

“Con mi Canaimita aprendí a sumar, a restar y a multiplicar” (Ola Bolivariana)

Para la niña Carla Retamoza, de nueve años de edad, las operaciones matemáticas dejaron de ser una actividad “aburrida y fastidiosa” después que en el año 2010 recibiera su Canaimita, junto a unos 22 compañeros de estudio de la Escuela Bolivariana San José, ubicada en la población San José de Tiznados, estado Guárico.

“Desde segundo grado tengo una Canaimita y me gusta porque aprendí muchas cosas, a sumar, a restar y a multiplicar”, dijo la pequeña convencida del conocimiento adquirido.

Con su diminuta portátil, Carla se une a los más de 2 millones de niños venezolanos que forman parte del programa Canaima Educativo, que desde 2009 ha significado una revolución para las prácticas pedagógicas en las escuelas del país, no sólo por la enseñanza de herramientas tecnológicas, sino por estar al alcance de los estudiantes sin costo alguno.

Al trasladarse al año 2010, Carla recordó con regocijo aquel día en el que tuvo su primera computadora. “Me vino en una caja y tenía un estuche que decía Canaima”, dijo y confesó haberle colocado unas calcomanías para darle un tono más femenino a la innovadora máquina.

Este programa educativo cuenta con dos versiones, una llamada Red Salón para niños de primer grado, en la que el computador está en la institución y es utilizado por varios estudiantes. La otra, denominada Canaima Va a la Casa, dirigida a pequeños de segundo grado, quienes pueden llevarse el equipo a sus hogares y continuar el proceso de aprendizaje en compañía de su núcleo familiar.

De estas versiones, Carla fue beneficiada con la segunda, por lo que durante sus vacaciones puede disfrutar las bondades de su portátil . “Ah, bueno, mi mamá también me ayuda a manejar la computadora”, resumió.

Transformación educativa

Este programa se apunta hacia la transformación educativa del país, para formar con recursos y contenidos de calidad a los hombres y mujeres que requiere la patria.

El programa busca potenciar habilidades, destrezas y capacidades cognitivas de los niños, a través de contenidos interactivos de acuerdo con su etapa de formación, además de democratizar el acceso a las nuevas tecnologías y llevarlas al alcance de todos.

Comencemos a multiplicar, ¡cuidado con el chipo!, el mundo marino nos importa, los árboles de mi país, los planetas y sus satélites, mano a mano todos y todas sembramos, son algunos de los contenidos que poseen las Canaimitas como un importante recurso para enseñar a los niños de manera interactiva.

“Gracias a todo lo que nos dieron los niños de Venezuela podemos aprender de historia, geografía, biología y a leer muchos cuentos”, dijo la pintoresca Carla en entrevista con la Agencia Venezolana de Noticias (AVN).

Al preguntarle qué es lo que más le gusta de la computadora, la niña respondió: “Todo lo que enseña mi maestra, por ejemplo, cómo fue la vida del Libertador y qué hizo”.

Empresa venezolana de Canaimas

El viceministro para el Fortalecimiento de la Ciencia y la Tecnología, Guillermo Barreto, indicó que actualmente se han producido más de 132 mil portátiles Canaimas en el complejo tecnológica Simón Bolívar de la Base Aérea Generalísimo Francisco de Miranda, ubicado en La Carlota, Caracas.

“Esta fábrica es un pedacito de lo que va a hacer la nuestra. La fábrica nos va a dar la capacidad para producir todo lo que necesitamos. Se estima producir inicialmente 500 mil Canaimitas al año”, señaló el viceministro.

Asimismo, comentó que la nueva fábrica también está destinada a la producción de otros productos electrónicos como tabletas.

“Todo esto forma parte del proceso de industrialización del país, se trata de empresas que pretenden invertir en la misma nación porque la producción es para el pueblo”, puntualizó el ministro.

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.