Noticias

2.2 millones de niños viven por debajo del umbral de la pobreza en España (RNV)

“La pobreza tiene cara de niño”, ha dicho la directora de Unicef España, Paloma Escudero, en la presentación hoy del informe El impacto de la crisis en los niños. Un 26 por ciento de los menores de 18 años -2.200.000- vivía en hogares por debajo del umbral de la pobreza en 2010, según datos del INE recogidos en el documento de Unicef. Por primera vez, la proporción de niños pobres supera a la de mayores de 65 años, que hasta ese año era el colectivo más afectado (21,7 por ciento). Los datos provisionales para 2011 del INE apuntan a que seguirá aumentando la cantidad de menores empobrecidos hasta el 26,5 por ciento.

Los niños no solo no son ajenos a la crisis económica, sino que la padecen especialmente. En el período 2008-2010, la cantidad de menores que vivían por debajo del umbral de la pobreza aumentó un 10 por ciento (205.000 niños). Esto significa que cada vez más niños viven en hogares (dos adultos y dos hijos) cuyos ingresos anuales no superan los 16.400 euros. Algunos no superan siquiera los 11.000 euros para toda la familia, lo que se considera pobreza extrema. Esta situación afecta al 13,7% de los menores. Una tasa de pobreza alta infantil solo superada por Rumania y Bulgaria en la Unión Europea.

El estudio de Unicef apunta al aumento del paro y la reducción de los salarios como principales causas del empobrecimiento de la población infantil. Esto se explica, dice el documento, por una mayor incidencia del desempleo en parejas jóvenes con hijos, que se han visto obligados a reducir sus gastos en productos de primera necesidad, como la alimentación, la atención médica o el material escolar. El número de familias con niños con todos sus miembros en paro ha pasado de 324.000 en 2007 a 714.000 en 2010, un 120 por ciento más, como indican los datos de Eurostat. Por eso, Unicef ha reclamado al Gobierno incluir en su agenda política la protección de la infancia. “Los costes de no actuar ahora, no solo afectan a los niños y a las familias más vulnerables ahora, sino que comprometen el crecimiento de la sociedad a medio y largo plazo”, ha alertado Escudero.

Entre las propuesta de Unicef destaca la elaboración de un Plan Nacional contra la Pobreza Infantil. También sugiere la protección de las ayudas económicas que con la crisis han sufrido recortes. Así el conocido como cheque bebé, prestación de 2.500 euros que recibían las familias por nacimiento o adopción de un hijo, se suprimió en 2010. También se redujo de 500 a 291 euros por hijo la ayuda a cargo de la Seguridad Social para familias con dos menores e ingresos inferiores a 13.000 euros.

Si pudieran decidir, los niños se asegurarían de que todo el mundo tiene algo para comer. En una encuesta a 6.000 escolares, 3.250 dijeron que esa sería su prioridad, por delante de tener una videoconsola, opción que marcaron solo 274 pequeños, relegándola a la cola de sus decisiones.

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.