Noticias

Alfabetizan aborígenes australianos con método cubano “Yo sí puedo” (RNV)

Unos 700 aborígenes australianos aprenderán a leer y escribir en un período de tres meses gracias al método de alfabetización desarrollado por especialistas cubanos conocido como “Yo sí puedo”.

El pasado mes de mayo, un primer grupo de diez aborígenes de entre 25 y 53 años de edad logró salir del analfabetismo tras culminar el programa que se llevó a cabo en la localidad de Wilcannia, situada a unos 965 kilómetros al noroeste de Sidney.

Según el cubano, José Chala, coordinador del programa, es importante la comunicación, no solamente el contenido de las clases, y favorece la conservación de su propia cultura, mejora su capacidad de expresión y les quita el miedo a hablar en público.

Asimismo, subrayó, este programa ayuda a estas personas a que no les engañen una vez que aprenden a leer documentos y a manejar las nuevas tecnologías.

Los primeros aborígenes en pasar el programa, que se ha aplicado en 28 países, entre ellos Nicaragua, Venezuela y Timor Oriental, han sorprendido a sus familiares y amigos por lo mucho que han avanzado en las clases.

El coordinador comentó que un segundo grupo de indígenas, de 15 a 61 años de edad, ya comenzó el programa que culminará en julio próximo en Wilcannia, una zona donde el 60 por ciento de la población está sin trabajo y se registra pobreza, vandalismo, violencia doméstica y alcoholismo.

El método cubano Yo sí puedo, recibió el Premio Alfabetización 2006 Rey Sejong de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, UNESCO.

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.