Noticias

Canciller sirio insiste en diálogo como única solución a la crisis (Prensa Latina)

La televisión nacional, la agencia árabe siria de noticias SANA y medios de prensa escrita abordan ampliamente las ideas expuestas por el vicepresidente del Consejo de Ministros y ministro de Exteriores y Emigrantes, Walid al-Muallem, durante su discurso ante los participantes en el 67 periodo de sesiones de la Asamblea General de la ONU, en Nueva York.

El titular sirio llamó “a todas las partes y grupos políticos dentro y fuera de Siria al diálogo constructivo bajo la cúpula de la patria, ya que las puertas de Siria como su corazón están abiertos a cualquiera que busca el diálogo”.

Para alcanzar este objetivo, llamó a todas las naciones representadas en la Asamblea a hacer presión para poner fin a la violencia en su país a través del cese del suministro de armas, el financiamiento, la acogida y entrenamiento a los grupos terroristas.

En opinión de al-Muallen si se logra concretar esta aspiración y todas las partes están acuerdo, los resultados conformarán un “mapa de ruta para el país y su línea futura en el establecimiento de una Siria más pluralista y democrática”.

Por otra parte denunció que el deterioro de las condiciones de vida en gran parte del país se debe a la acción de los grupos terroristas takfiries, lo que conllevó, dijo, al deterioro de las condiciones de vida de los ciudadanos sirios.

Puntualizó que en momentos en que las autoridades se empeñan en satisfacer las necesidades básicas de la población que ha tenido que dejar sus hogares “algunos intentan generar crisis de refugiados en los países vecinos”.

El ministro sirio, señalan medios locales, criticó, en especial a algunos miembros permanentes del Consejo de Seguridad, porque en lugar de contribuir al arreglo de los litigios por vía pacífica, ejercen “políticas colonialistas de nuevo cuño basadas en la hipocresía política a la hora de tratar con las crisis”.

Bajo la excusa de la intervención humanitaria, agregó, continúa la injerencia en los asuntos internos de los Estados y se imponen sanciones económicas unilaterales que carecen de todo fundamento moral o jurídico.

Recordó que el gobierno sirio llamó al diálogo recién comenzada la crisis sin recibir, puntualizó, ninguna respuesta positiva de parte del mayor espectro de la oposición.

Las autoridades de Damasco, a lo largo de la crisis, aplaudieron toda iniciativa sincera que pretendiera ayudar a encontrar una solución pacífica en base de diálogo nacional, sostuvo el canciller sirio.

Describió dos facetas de la situación en su país, una planteó que tiene que ver con la necesidad de reformas políticas, económicas y sociales que son reclamadas popularmente.

Y una segunda, agregó, que consiste en el aprovechamiento de las reivindicaciones populares por parte de grupos armados para finalidades que difieren totalmente de los reclamos e intereses del pueblo sirio.

En otra parte de sus declaraciones, el ministro recordó a aquellos que exigen la dimisión del presidente de la República Árabe Siria, Bashar al-Assad, que el pueblo sirio es el único autorizado a elegir su futuro y la forma de su gobierno.

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.