Noticias

El corralito en España ya no es un mero rumor (La Radio del Sur)

Hace unos meses cuando algún economista adicto al capitalismo, pero con muchos números sobre la mesa, alertaba del peligro real de que España sufriera un corralito al mejor estilo argentino, era tildado de paranoico y que estaba siendo pagado por algún movimiento especulativo. Los diarios económicos se burlaban de ellos y los gestores del capitalismo del PPSOE salían a dar ruedas de prensa para desmentir cualquier tipo de rumor en esa dirección. Para ilustrar el hecho y tranquilizar a la sociedad, el gobierno de Zapatero dispuso que el Estado respaldaría con hasta 100.000 euros por ahorrador si un banco diera quiebra. Parecía que el tema quedaba zanjado, puesto que la confianza de la gente en lo escrito y aprobado por un gobierno –aunque parezca increíble- tiene aún cierta estima. Luego hubo varias informaciones que cuestionaban que, de llegar a ese punto, no sería tan seguro que el gobierno de turno acudiera con el cheque.

Lo cierto es que la situación interna de la banca da pie a considerar que estemos a las puertas de un gran e histórico corralito. Fíjense que hasta el propio ministro de Economía, de Guindos, ya no ve como una hipótesis extraña que ocurra un corralito. Quizás tenga que ver en ello que desde hace semanas el señor ministro sabe que existe una fuga de dinero alarmante de los países de sur de Europa hacia el norte.

Grecia, Irlanda, Portugal, España e Italia, son los países de origen de los flujos de dinero, mientras que Alemania, Holanda y Luxemburgo, son los países receptores de esos flujos de dinero. El incremento anual de estos flujos es todo un dato: en febrero de 2010 no superaban los 10 mil millones de euros, en febrero de 2011 llegaban a 200 mil millones de euros y en febrero de 2012 triplicaban lo del año anterior con 600 mil millones de euros.

Desde el diario económico y conservador Expansión, se dice que esta es una de las consecuencias de los programas de liquidez desarrollados por el BCE, que han inyectado grandes suma de dinero pero que luego se dan a la fuga ocasionando más daño a la economía de los países en problemas. Que Italia y España sean los países que encabezan la fuga, ayuda a comprender la debilidad que padecen estas economías y por qué se encaminan a una recesión severa de acuerdo a los datos de Eurostat: España descendió -0,4 por ciento interanual e Italia lo hizo en -1,3 por ciento. Con los datos de desempleo que habrá en los próximos meses, los descensos serán más acentuados.

Como era de prever en una economía capitalista, la liquidez que suministró la decisión de Mario Draghi no llegó al corazón de la economía, sino a las manos de los especuladores de siempre que se los llevaron a lugares más seguros. Los temores al corralito son bastante reales, y un gobierno que se queda sin recursos y con costos de endeudamiento cada vez más elevados, solo alienta la pandemia y la desconfianza, por algo la prima de riesgo en España aumenta sin tregua, ayer, sin ir más lejos superó los 500 puntos, y la memoria nos dice que cuando superó los 400, hace pocos meses, se dijo que no subiría más porque de hacerlo sería porque el país está en bancarrota.

Lo alarmante que demuestra la tozuda realidad es que hasta los momentos de mayor calma en el mercado los inversionistas sacaban sus euros de los países de la periferia para depositarlos en los países considerados más seguros. Esto indica la real y creciente preocupación que existe de que “un corralito” pueda llevar a los inversionistas a ver sus ahorros en euros convertidos en papel basura, y que todo ello sea propiciado por los propios gobiernos.

La fuga de capitales corre sin freno y no se va a detener porque alguien diga que no existe. Los datos están tomados del BundesBank, que es quien registra los flujos de entrada y salida de efectivo. Esta es una de las nuevas aristas de la crisis que se suman al desempleo, la caída industrial, la recesión y la austeridad. Este nuevo elemento tiene factores más explosivos porque potencia los desequilibrios que destaparon la crisis griega en 2009. Si tiene dinero en el banco, por poco que sea, haga lo que quiera pero sepa que está más inseguro que nunca, y los que realmente tienen grandes cantidades lo están colocando en otros países del norte europeo. ¿Será por algo?

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.