Noticias

El paro repunta en agosto tras cuatro meses de caídas (Reuters)

El paro registrado en España subió en agosto en 38.179 personas, poniendo in a una racha de cuatro meses de descenso, aunque el Ministerio de Empleo y Seguridad Social destacó que el aumento registrado en agosto, un mes tradicionalmente malo para el empleo, fue menor que en otros años.

“Desde hace más de 10 años, incluso en bonanza económica, el paro ha subido en el mes de agosto. No sorprende que el paro registrado haya crecido y debe destacarse lo moderado del ascenso por la situación de recesión y el comportamiento de la última década”, dijo la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, en una rueda de prensa el martes.

El dato de agosto es la menor subida del paro en este mes estival desde el año 2006, aunque podría tener una lectura peor a la realizada por el Ejecutivo.

“La realidad es que tiene una valoración relativamente negativa, tenemos aumento de cifras ajustadas del paro, descenso en cifra ajustada de estacionalidad de la Seguridad Social y vemos un deterioro fuerte en la evolución de los contratos de tipo indefinido”, dijo el analista de Citi José Luis Martínez.

En total el paro registrado se sitúa en 4.625.634 personas, un incremento del 11,98 por ciento (494.707 personas) sobre el mismo mes del año anterior.

Por sectores económicos, bajó en agricultura en 1.332 personas (-0,81%) y en el colectivo sin empleo anterior en 12.110 (-3,16%), lo que según Martínez puede deberse a un aumento de la contratación temporal o a que parte de ellos, muchos de ellos jóvenes desempleados, estén desmotivados para inscribirse en las oficinas de empleo.

Por el contrario, el desempleo subió en industria en 6.748 (1,30%), en construcción en 2.482 (0,32%) y en servicios, donde se produjo el mayor incremento, en 42.391 (1,54%).

Hidalgo, que indicó que harán falta muchos meses de crecimiento económico antes de que la tendencia del desempleo empiecen a cambiar, destacó que hay algunos indicios de flexibilidad que demuestran que la reforma laboral podrá ser efectiva en un futuro, como el descenso de los afectados por ERE y la reducción de jornada.

No obstante, en opinión del analista de Citi no parece probable que la situación económica dé un vuelco a corto plazo, por lo que el paro, el más alto de la zona euro, va a continuar en alza, sin que se pueda ver el techo hasta la primera mitad de 2013.

“Vivimos día a día con la situación de financiación, las tensiones del mercado la inestabilidad, el deterioro de las expectativas… Todo ello nos lleva a pensar que la economía española puede tener un proceso de ajuste para los próximos meses, incluido el 2013″.

MENOS AFILIACIÓN

El número medio de afiliados a la Seguridad Social bajó en agosto en 136.762 personas – el peor dato desde 2008 según Comisiones Obreras -, lo que sitúa la cifra de ocupados en 16.895.977.

Frente a agosto de 2011, la afiliación en el total del sistema bajó en 604.541 personas (-3,45 por ciento).

Entre los autónomos se produjo un descenso del 0,48 por ciento, la segunda caída tras cinco meses de aumentos.

En un momento de dudas sobre la capacidad del Estado español para cumplir los ambiciosos objetivos de reducción del déficit comprometidos con Bruselas, el gasto en prestaciones por desempleo aumentó en los siete primeros meses del año un 5,4 por ciento en comparación con el periodo equivalente de 2011, hasta algo más de 18.450 millones de euros.

SIN PLANES DE ACELERAR RETRASO EN EDAD DE JUBILACIÓN

El secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, anunció que en las próximas semanas se abordará en el Pacto de Toledo, entre otros asuntos, un retraso efectivo de la edad de jubilación y medidas de estímulo para alargar la vida laboral, pero indicó que no se prevé adelantar la entrada en vigor del retraso de la edad de retiro.

“Hay otros instrumentos como limitar la jubilación anticipada o jubilación parcial. No existe una recomendación para acelerar la entrada en vigor de la jubilación a los 67 años”, declaró Burgos.

Como parte de la reforma de las pensiones aprobada por el anterior Gobierno socialista, la edad de jubilación se elevará a los 67 años de forma gradual desde 2013 hasta 2027, año a partir del cual está previsto que se aplique el factor de sostenibilidad, un mecanismo que ajusta las pensiones en función de la esperanza de vida – a mayor esperanza, pensiones más bajas.

No obstante, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció en julio su intención de acelerar en la Comisión del Pacto de Toledo – que desde 1995 establece de forma consensuada entre los partidos políticos las líneas de actuación en el sistema público de pensiones – la aplicación del factor de sostenibilidad.

Burgos reconoció el martes que este mecanismo se abordará también en el Pacto de Toledo, así como la integración del régimen del hogar en el general.

Además el secretario de Estado declaró que de momento el Gobierno no ha acudido al Fondo de Reserva de la Seguridad Social para pagar las pensiones, pero sí ha utilizado el Fondo de Prevención y Rehabilitación, compuesto por los excedentes que resultan de la gestión de las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales.

En total, se han gastado unos 4.500 millones de este fondo – del que quedan unos 400 millones -, cuyo uso fue autorizado en dos ocasiones en el mes de julio y publicado en el BOE.

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.