Noticias

Fiscalía de Colombia llamará a declarar a militares retirados que hablaron de golpe contra Santos (Aporrea.org)

El fiscal Eduardo Montealegre confirmó en Washington que se inició una indagación preliminar sobre las comunicaciones entre oficiales retirados que supuestamente sugerían una acción contra el presidente Juan Manuel Santos.

Montealegre no descartó que algunos de esos militares sean llamados a declarar por la Fiscalía para que expliquen esas comunicaciones.

El intercambio de correos se habría dado entre el general (r) Eduardo Santos Quiñónez y el mayor también en retiro, Jorge Galvis Noyes, luego del atentado contra el exministro Fernando Londoño, del pasado mayo, y se habrían puesto a circular entre sus antiguos compañeros de armas.

Uno de los correos dice “Llegará el momento que (sic) algunos coroneles o generales, bien sea en el auditorio de la Escuela de Guerra o en el mismo Palacio de Nariño, pongan las cartas sobre la mesa exigiéndole al presidente Juan Manuel Santos que cumpla sus obligaciones y compromisos electorales, de lo contrario removerlo del cargo, encargar un Gobierno provisional y convocar elecciones en un tiempo no mayor de seis meses”.

En su momento, el general Santos Quiñónez negó haber intercambiado esa comunicación. “Yo jamás he pensado en esas cosas”, dijo.

Por su parte el abogado penalista David Teleki afirmó que, si la Fiscalía decide abrir un proceso en firme, los militares retirados podrían ser acusados de dos delitos: rebelión y seducción, usurpación y retención ilegal del mando, entendido como alguien que sedujera a personal de las Fuerzas Armadas con el propósito de que éstos se rebelen al Gobierno de turno.

A mediados de mayo las autoridades interceptaron varios correos electrónicos entre militares retirados y activos, en los que se hablaba de un plan para “remover” de su cargo al presidente Juan Manue Santos.

El pasado 29 de mayo Montealegre ya había anunciado que la Fiscalía ahondaría en el tema.

El hecho nuevo lo constituye la decisión de la Fiscalía de llamar a los implicados a dar explicaciones sobre esa conducta.

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.