Noticias

Hay una transformación en la cultura política Ramonet: La hegemonía intelectual es de la Revolución (RNV)

Para el periodista y escritor español Ignacio Ramonet, el panorama electoral venezolano deja claro que “la hegemonía intelectual es de la Revolución porque hoy la sociedad no acepta una propuesta política que se encuentre fuera del perímetro de la izquierda, en el sentido amplio”.

“Para ser escuchado hoy por el pueblo, hay que tener un discurso que ya es el de la Revolución”, acotó Ramonet, quien se encuentra en Venezuela para acompañar el proceso comicial de este 7 de octubre, reseñó AVN.

Destacó que la muestra más evidente de esa realidad es que un candidato presidencial de derecha como Henrique Capriles, identificado con organizaciones conservadoras como el Partido Popular español (PP), “se quiere mostrar como alguien de centro izquierda, como una especie de nuevo Lula. Eso es una victoria de la Revolución Bolivariana”.

Esa transformación en la cultura política de los venezolanos obedece, para el también director de Le Monde Diplomatique, a la madurez de un pueblo que “ya no acepta ninguna propuesta que no le hablen de redistribución de la pobreza, de inclusión social. Cualquiera que se presente abiertamente contra ese discurso, no tiene la mínima posibilidad de ganar”.

Por esa razón, el intelectual español consideró que los sectores políticos conservadores “ha querido ponerse una máscara para presentarse ante los electores, y hay muchos que han comprado esa imagen”.

No obstante, Ramonet resaltó que esa impostura política invalida tácitamente la campaña en contra de la Revolución Bolivariana, que han emprendido los opositores al presidente Hugo Chávez, avalados por los grandes medios nacionales e internacionales en su poder.

La usurpación del lenguaje, los símbolos y las propuestas del proceso político que encabeza Chávez, por parte de la derecha, “indica entonces que esta Revolución no es tan “horrible”, no es tan “monstruosa” como ellos mismos afirman. Al final, sin darse cuenta, lo que demuestran es que no cuestionan el marco general de la Revolución”.

“Todo eso es una victoria intelectual de la Revolución, como diría Gramsci, una hegemonía intelectual”, sentenció Ramonet, tras considerar como un “misterio” que pese a los avances políticos, sociales, culturales y económicos que ha experimentado Venezuela en los últimos 14 años, “Chávez sea el Jefe de Estado más difamado por los medios en el mundo”.

Venezuela como modelo

“Chávez ha ampliado el perímetro de la democracia”, aseveró Ramonet. ¿Las razones? Varias. Entre ellas, enumeró el haberle dado derecho al voto a millones de venezolanos que no lo gozaban durante la llamada Cuarta República, la celebración de “más de una elección por año”, la erradicación del analfabetismo, la disminución de la pobreza y la implementación de las misiones sociales.

Sin embargo, denunció que esas realidades concretas y verificables no son las que se encuentran en los medios de comunicación nacionales e internacionales “que se han sumido en un estado de irracionalidad y actúan por razones ideológicas. Están desinformando con conocimiento de causa”. A esa situación, recalcó, tampoco escapan los gobiernos de Argentina, Bolivia y Ecuador.

“Lo único que podemos hacer es, serenamente, avanzar mostrando hechos documentados para que quienes no se dejan arrastrar por las mentiras puedan verificar la realidad de este proceso político: que es transparente, abierto y democrático”.

Para Ramonet, Venezuela es ejemplo de justicia social y “puede servir de modelo en otros país, y cuando lo digo, estoy pensando en Europa”, una región donde actualmente “vemos que el neoliberalismo naufraga y no es capaz de enrumbarnos a un destino independiente del Fondo Monetario Internacional (FMI) y de los mercados internacionales”.

“Lo que se está haciendo hoy en Venezuela es lo que muchos europeos están reclamando a sus gobiernos y a sus organizaciones políticas”, concluyó.

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.