Noticias

La bolsa española sigue sin levantar cabeza (Aporrea)

Este lunes los mercados secundarios recibieron con escepticismo el anuncio realizado por el gobierno español sobre el rescate financiero que inyectará 100 mil millones de euros a la banca española. Al cierre de la jornada la Bolsa de Madrid cerraba con pérdidas de 0,54% y la prima de riesgo escalaba casi 60 puntos para situarse en 521, lo que mantiene al rendimiento del bono español en niveles críticos.

La volátil jornada que comenzó con una euforia sin precedentes terminó por desinflarse durante la tarde, ante la incertidumbre generada por la falta de detalles del plan de rescate anunciado durante este fin de semana por las autoridades españolas. Aún no se conoce de dónde saldrán los recursos, el interés que será cobrado a España por el préstamo y si finalmente la inyección de capital se computará como déficit público.

Tras las ruedas de prensa ofrecidas por el presidente español, Mariano Rajoy (domingo) y su ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos (sábado), el gobierno mantiene una batalla dialéctica para evitar que la operación financiera concretada con sus socios europeos sea llamada rescate y defienden a toda costa el término “línea de crédito”.

Los partidos de oposición han exigido al gobierno comparecer ante el Congreso para obtener mayor información sobre la “letra pequeña” de este acuerdo que aseguran supondrá más recortes sociales a los ya puestos en marcha por el ejecutivo español durante los últimos cinco meses. Una versión que ha sido desmentida hoy, por la Secretaria General del Partido Popular, Dolores de Cospedal, quien también anunciaba que solo el 30% de los bancos españoles requerirán ayuda financiera.

Los detalles de este acuerdo salvavidas se han ido conociendo a cuentagotas. En la mañana, las autoridades europeas anunciaron que una troika compuesta por la Comisión y el Banco Central Europeo junto al Fondo Monetario Internacional vigilará de cerca el destino de los recursos para recapitalizar al sistema financiera español.

La comisión buscaría promover que los fondos se destinen a la inversión y no a operaciones especulativas. Entre los planes previstos para la banca española, también destaca una durísima restructuración que podría disminuir el número de las agencias y que reduciría sustancialmente la cantidad de trabajadores en el sector, quienes se sumarían al casi 25% de desempleados que acumula el país.

La noticia de las ayudas a los bancos ha caído como un balde de agua fría no solo en los mercados secundarios, sino también entre los ciudadanos. La indignación no es para menos, debido a que hace un mes se concretó un recorte presupuestario que, entre sanidad y educación, alcanzan 10 mil millones de euros y ahora el gobierno hace gestiones para salvar a la banca. Lo que muchos interpretan que se realizará a costa del sacrificio de la sociedad española.

Esta semana que comienza con mal pie para la bolsa madrileña será crucial para el futuro del Euro, pues la inestabilidad generada por el sistema financiero español se suma a la imposibilidad de formar gobierno en Grecia, donde este domingo irán nuevamente a las urnas tras las fallidas elecciones celebradas en mayo.

Los últimos sondeos apuntan a que la izquierda podría alzarse con la victoria, lo que daría al traste con el paquete económico impuesto a los griegos por parte de la Comisión Europea y que podría concluir con una eventual salida de los helenos de la moneda única europea. Un hecho que, sin duda, traería consecuencias catastróficas a toda la economía de la zona.

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.