Noticias

La diplomacia al más alto nivel (La Voz de Rusia)

El comunicado de la Casa Blanca fue la reacción a la información del viernes. Varios medios de comunicación han informado que Obama pretende boicotear la cumbre de septiembre. Los comentarios de ciertos politólogos echan leña al fuego al decir que la negativa de Putin de tomar parte en la cumbre OTAN-Rusia es una evidencia del deterioro de las relaciones entre Rusia y los EEUU. Los expertos encuestados por La Voz de Rusia resaltan que los enfoques en la política exterior rusa están cambiando, sin embargo no hay que dramatizar la situación.

Putin no asistirá a la cumbre de mayo del G8 en los EEUU, debido a que se encuentra ocupado formando el nuevo gobierno ruso. Sin embargo, Dmitri Medvédev, actual primer ministro, representará a Rusia en la cumbre que se realizará los días 18 y 19 de mayo. El mensaje del jueves pasado, causó una gran cantidad de comentarios y explicaciones. La parte norteamericana por su parte ha declarado que las conversaciones bilaterales con Rusia en Camp David, se llevarán a cabo como de costumbre. De los temas principales que examinarán Obama y Medvédev, nos relató el subsecretario estadounidense Philip Gordon.

—Tenemos una agenda positiva, incluyendo las cuestiones económicas, en particular en el contexto de la adhesión de Rusia a la OMC. Esperamos la adhesión de Rusia en la organización. Al mismo tiempo discutiremos varios documentos firmados anteriormente. La cuestión de la defensa antimisiles queda en pie, pero seguimos dialogando, el Presidente sigue el proceso. Se tratará el tema de Georgia. Así que tenemos una agenda muy amplia con Rusia y nuestro Presidente mantendrá conversaciones con el primer ministro Dmitri Medvédev, − dijo para finalizar Philip Gordon.

A pesar del optimismo en Washington, los expertos señalan que Moscú no espera nada nuevo de la cumbre. En este sentido la decisión de Putin, de no acudir a la cubre lo demuestra, considera el Presidente del Centro Tecnologías Políticas Boris Makarenko.

—Vladímir Putin no espera grandes avances y dividendos de la cumbre. Por otro lado, en esta cumbre le tendrían que preguntar: ¿Qué pretende hacer? Allí le gustaría tomarse una pausa. Creo que allí está la verdadera razón. Y esta causa la conoce bien en el Occidente y la aceptaron naturalmente.

En efecto, Washington ha reaccionado más que con tranquilidad − “con entendimiento”. En general, los politólogos resaltan que lo que está sucediendo no es un símbolo en el deterioro de las relaciones entre Rusia y EEUU. Aunque se podría hablar de ello teniendo en cuenta los problemas en las negociaciones sobre la defensa antimisiles y otras cuestiones, comenta el politólogo Borís Mezhuev.

—No creo que este caso pueda convertirse en una causa real de complicaciones políticas. A pesar de todo, la agenda de las relaciones ruso-estadounidenses se define tanto de sus ventajas como en desventajas.

El gobierno de Rusia ha demostrado que ahora, habrá un nuevo diálogo político, considera el editor jefe de la revista Rusia en la palestra mundial Fiódor Lukianov.

—Considero que Putin, en principio introduce un nuevo modelo en la política exterior, cuando él acuda a los eventos más importantes. A aquellos, de los que espera resultados concretos. A las otras cumbres enviará a Medvédev, de esta manera manteniendo el modelo que fue durante la presidencia de Medvédev.

La semana pasada, ocurrió otro hecho que describe con claridad el nuevo rumbo de Rusia respecto a los EEUU, resaltan los expertos. El Presidente Vladímir Putin ha firmado un decreto sobre las prioridades en la política exterior rusa, de acuerdo a su programa electoral. En el documento de cooperación con Washington, Moscú le asigna una función secundaria, en contraste con las relaciones dentro de la región del Asia-Pacífico y la CEI resalta Borís Mezhuyev.

—El nuevo rumbo ya está. Putin está haciendo hincapié en los enfoques tradicionales. De acuerdo con los cuales, entre Rusia y el Occidente siempre habrá una cierta distancia. El realismo sustituye el internacionalismo liberal. Es decir, hablando en categorías estadunidenses, Medvédev era el representante de un liberalismo internacional. En lo que respecta a Putin, desde luego que es un realista típico.

El decreto presidencia, resalta la cooperación estratégica con China y “otros estados clave en la región del Asia-Pacífico”. Cabe señalar que el documento pone al G8 en cierto lugar en la lista de organizaciones internacionales con la participación de Rusia. En primer lugar se encuentran la ONU, el grupo BRICS y el G20.

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.