Noticias

Ramonet advierte sobre desestabilización post electoral (RNV)

Las próximas elecciones presidenciales del 7 de octubre son cruciales no solo para los venezolanos, sino también para la integración latinoamericana y la geopolítica mundial. En ese aspecto han coincidido los cinco panelistas que se han dado cita en Madrid, España durante la mesa redonda “Venezuela de cara al futuro”, organizada por Le Monde Diplomatique en español.

En el evento han participado Bernardo Álvarez, embajador de Venezuela en España; Marcos Roitman, profesor de la Universidad Complutense de Madrid (UCM); Raúl Morodo, ex embajador de España en Venezuela; Tahína Ojeda, investigadora asociada de la UCM e Ignacio Ramonet, director del diario francés en español.

Durante su intervención el reconocido periodista francés ha advertido que “no está descartado que la noche del 7 de octubre la oposición no reconozca los resultados electorales”. Ramonet se plantea este escenario debido a lo que considera una campaña de descrédito por parte del candidato opositor contra el Consejo Nacional Electoral (CNE). “Evidentemente la voluntad de desestabilización existe”.

El director de Le Monde Diplomatique en español recuerda que los escenarios de desestabilización en Venezuela no son nada nuevo y que vivieron su episodio más cruento entre abril de 2002 y enero de 2004. Un período que considera estuvo marcado por el comportamiento de los medios de comunicación privados como actores políticos. El periodista no vacila al calificar estos hechos como “el primer golpe mediático ocurrido en el mundo”.

El tratamiento informativo que recibe el proceso político impulsado en Venezuela desde 1998 por el presidente Chávez sigue estando en el centro del debate, mucho más en época electoral. El profesor Roitman introduce el tema resaltando que hasta el Banco Mundial reconoce la disminución de la pobreza en Venezuela: del 70% al 23,6% en los últimos 14 años. Una reducción que también se ha producido en la pobreza extrema del país: del 40% al 5,9%. Cifras que tienen voz propia, pero que los medios no las dan a conocer, afirma.

La razón de esta política de desinformación para Ramonet está clara: “Venezuela ha sido el motor de todos los cambios ocurrido en América Latina” y esto, a su juicio, poco conviene a los intereses de los grandes conglomerados mediáticos. “Es paradójico que la prensa aquí (en España) siga diciendo lo que dice. Todos sabemos que es una manera de justificar a posteriori los resultados que vaticinan las encuestas venezolanas”.

A las críticas contra los medios españoles se une el embajador venezolano Bernardo Álvarez. En especial al diario ABC que hace pocos días dedicó buena parte de su tiraje a los comicios del 7 de octubre. “Vean ustedes los artículos del ABC sobre Venezuela. Todos provienen del corresponsal en Washington”.

El diplomático venezolano resalta que desde la capital política estadounidense se fraguan informaciones sobre presuntas actividades de terrorismo islámico, milicias combatientes y hasta partes médicos confidenciales sobre la salud del presidente venezolano. Una agenda informativa que para el embajador no son más que maniobras de desestabilización debido a la importancia estratégica que tienen los comicios venezolanos que se celebrarán en menos de diez días. “El reto, no es fácil: consolidar los cambios”, remata Álvarez.

Finalizan las intervenciones de los panelistas y comienza el turno de preguntas de los asistentes. El tiempo previsto no alcanza para contestar todas las inquietudes sobre el proceso político que se inició en Venezuela a raíz de la convocatoria a una Asamblea Constituyente. Paradójicamente, a pocas calles del encuentro, en ese mismo instante, los españoles reclaman ante el Congreso desde hace dos días la renuncia del gobierno y la convocatoria de un proceso Constituyente.

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.