Noticias

Turquía no quiere desencadenar una guerra contra Siria (rfi)

Turquía obtuvo este jueves 4 de septiembre luz verde de su Parlamento para continuar las represalias militares contra Siria al día siguiente del bombardeo contra la localidad turca de Akçabale (sureste) que causó la muerte de cinco civiles turcos.

Tras varias horas de debates a puerta cerrada, la Asamblea Nacional turca, en donde el partido del primer ministro Recep Tayyip Erdogan dispone de una confortable mayoría, autorizó formalmente al gobierno a llevar a cabo operaciones militares en Siria en nombre de la “seguridad nacional”.

Erdogan intentó no obstante tranquilizar a los que ven en esta autorización el riesgo de una peligrosa escalada militar y afirmó que Turquía no tiene como meta declarar la guerra a Siria.

“Todo lo que queremos en esta región es la paz y la seguridad. Esa es nuestra intención. No tenemos la intención de desencadenar una guerra con Siria”, declaró Erdogan en Ankara durante una conferencia de prensa conjunta con el vicepresidente primero iraní, Mohamad Reza Rahimi.

El primer ministro destacó el rol disuasivo de la resolución votada por el Parlamento estimando que “una de las mejores formas de evitar una guerra es una disuasión eficaz”.

“La República turca es un Estado que es capaz de proteger a sus ciudadanos y sus fronteras. Que nadie se atreva a poner a prueba nuestra determinación sobre este punto”, advirtió no obstante.

El viceprimer ministro turco, Besir Atalay, subrayó por su parte que Siria admitió la responsabilidad de los disparos del miércoles, por los que murieron cinco civiles turcos, y se disculpó. “La parte siria admitió lo que había hecho y pidió disculpas”, dijo.

En tanto, el embajador sirio ante la ONU, Bashar Jaafari, afirmó que Siria “no busca una escalada con ninguno de sus vecinos, incluido Turquía”. El ejército turco procedió el jueves por la mañana, luego de la respuesta al incidente de la víspera, a una nueva serie de disparos de artillería contra posiciones del ejército sirio en los alrededores del puesto fronterizo sirio de Tall al Abyad, justo enfrente de Akçabale.

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.