Noticias

Un millón de niños podrían morir de hambre en el Sahel a partir de abril (Europapress)

Alrededor de un millón de niños menores de cinco años podrían sufrir malnutrición aguda a partir del próximo mes de abril en la región africana del Sahel, lo cual los situaría “al borde de la muerte”, según alertó este miércoles la organización no gubernamental Acción contra el Hambre (ACH).

Asimismo, la organización aseguró que la comunidad internacional aún está “a tiempo” de evitar “una crisis que estaba perfectamente anunciada” y advirtió del “impacto negativo” que tendrían los recortes de ayuda española, que en los últimos años ha sido “muy profesional, técnica y eficiente en términos de costes y resultados”.

La ONG presentó este miércoles en su sede de Madrid su informe ‘Sahel contra el tiempo’, en el que se advierte de la situación que viven los 20 millones de habitantes de esta región semidesértica del sur del Sáhara y cuyos países –entre los que figuran Níger, Mauritania, Malí, Chad y Burkina Faso– se encuentran “en el vagón de cola” del Índice de Desarrollo Humano de Naciones Unidas.

Según el responsable para África de ACH, Rafael de Pablo, “diez millones de personas se enfrentan a la inseguridad alimentaria en los próximos meses y un millón de niños menores de cinco años podrían sufrir malnutrición aguda” a partir de esta próxima primavera. Esta situación, según el director general de ACH, Olivier Longué, sitúa a estos niños “al borde de la muerte o de daños cerebrales irreversibles”.

Entre los principales factores de la crisis alimentaria, según ACH, uno de los más importantes es la sequía que sufre la región, una sequía cuyos ciclos, según Rafael de Prado, se han reducido considerablemente en los últimos años.

“Las sequías han pasado de intervalos de entre diez y doce años a ciclos cada vez más cortos debido a que el Sahel es una región especialmente marcada por el cambio climático”, alertó. En estas condiciones, según la ONG, la cosecha de 2012 podría ser “un 25 por ciento menor que la de 2011″.

PRECIOS, ESPECULACIÓN Y CONFLICTO ARMADO

No obstante, advirtió Oliver Longué, “explicarlo todo por la lluvia es incompleto”. Otro factor fundamental de la hambruna que sufre el Sahel es el aumento de los precios de los alimentos, que en el caso de los cereales han experimentado subidas de alrededor de un 80 por ciento en apenas cinco años.

Entre los factores de este fenómeno, ACH destaca tanto la caída de las cosechas de los productos de autoconsumo alimentario, como el mijo o el sorgo, como el incremento de los precios de los cereales de exportación e importación, especialmente gravados por “un marco estructural de especulación”, por la aceleración de la demanda de los gigantes asiáticos –especialmente China– y por el aumento de la superficie de terreno para cultivos de uso industrial en vez de alimenticio, como los biocombustibles, según De Prado.

“La producción de cereales ha sido muy buena”, pero muchos capitales que se han salido de la Bolsa debido a la crisis financiera internacional “se han desviado a los mercados de materias primas”, especialmente al llamado mercado de futuros de alimentos de Chicago, explicó Longué. Por tanto, la causa del aumento de los precios no es el desequilibrio entre oferta y demanda, sino que se encuentra en un mercado “absolutamente especulativo”, denunció.

En estas condiciones, según De Prado, la mayoría de las familias del Sahel, formadas por agricultores de subsistencia “absolutamente expuestos a los mercados”, dedican “entre el 75 y el 80 por ciento de sus ingresos a comprar alimentos”, una dependencia que se agrava por la caída de sus ingresos a causa de las pérdidas de sus propias cosechas como consecuencia de la sequía.

Otro de los factores destacados por el informe es el aumento de la inestabilidad armada en la región, especialmente agravada por los recientes conflictos de Libia y Costa de Marfil, que se unen a los anteriores de Malí y Níger. En el Sahel se vive una “amenaza real” de inestabilidad que podría afectar a otras zonas próximas, incluida Europa, advirtió Longué. “No es una ficción”, aseveró.

La crisis económica y los conflictos han empobrecido “a miles de hogares que dependían de las remesas de los miembros de sus familias emigrados” en otros países africanos, según ACH. “Siempre que se habla de emigración africana se piensa en la que va a Europa, pero ésta es solo un diez por ciento del total”, explicó Longué. “El 90 por ciento de las remesas proceden de los que emigran a países como Costa de Marfil, Ghana o Libia”, agregó.

Aparte, muchos emigrantes se están viendo obligados a regresar a sus países de origen, lo cual “supone una o dos bocas más que alimentar”, y numerosas familias están emigrando del campo a las ciudades, algo que contribuye a disminuir los salarios y, por tanto, el poder adquisitivo.

Asimismo, la caída del régimen de Muamar Gadafi en Libia ha dejado sin fuentes de ingresos “a miles de tuaregs que lo único que saben hacer es llevar armas y combatir y que se han trasladado al Sahel”, prosiguió el director de ACH, quien recordó que los dos grandes momentos de resurgimiento de la insurgencia tuareg en países como Níger coincidieron precisamente con grandes crisis alimentarias, en 1973 y 1986.

Este aumento de los conflictos está frenando una de las vías tradicionales para combatir las sequías en la región, como es el nomadismo. “En Malí y Níger, el territorio para el nomadismo, que antes equivalía a Francia y España juntas, ha descendido un 80 por ciento”, según Oliver Longué.

COOPERACIÓN INTERNACIONAL Y ESPAÑOLA

En estas circunstancias, tanto para evitar la expansión de la inestabilidad como para salvar las vidas de millones de personas, el director de ACH destacó que la comunidad internacional aún está “a tiempo” de evitar las consecuencias de una crisis que estaba “perfectamente anunciada con la tecnología actualmente existente” y de la que se disponía de “todos los indicios” para anticipar lo que está sucediendo.

En este sentido, el director de ACH advirtió del riesgo de los recortes de ayuda humanitaria por parte de la comunidad internacional y, más concretamente, por parte de España, cuyo Gobierno, lamentó, ya no considera a África un objetivo prioritario de cooperación y ha vuelto a privilegiar otras regiones, como América Latina u Oriente Próximo.

“Los recortes de la ayuda española podrían tener un impacto muy negativo”, advirtió. La ayuda española había sido en estos últimos años “muy profesional, técnica y eficiente en términos de costes y resultados” debido a que, precisamente por haber llegado tarde en comparación con otros países, había “aprendido las lecciones de otros” y no se limitaba “a salvar vidas, sino que estaba creando un tejido de desarrollo”, explicó.

Aparte, precisó, como consecuencia de la crisis económica se ha reducido en un 60 por ciento la cooperación descentralizada, que estaba teniendo un papel muy importante en el llamado “codesarrollo”, un modelo de cooperación en el que participaban activamente “los africanos emigrados en España”.

Comentarios

23,febrero,2012 | 12:05 pm
waldobar dijo:

dios que podriamos hacer !!?¿?¿?¿?¿?¿¿

necesitamos los gobiernos conciente … con una colaboracion en la mano!! de una vez !! agricultura !! a toda costa !

23,febrero,2012 | 16:17 pm
María de Jesús Rada Medina dijo:

Que tristeza me invade al leer estas lamentables noticias y ver vídeos de la misma calaña. ME PREGUNTO. Porqué La ONU, LOS EEUU y todos los demás Imperios, en vez de gastar en Guerras miles de millones de $ dólares, para asesinar mas bien no gastan en ayudar estos inocentes o países pobres..?? No se supone que la ONU ES LA “ORGANIZACIÓN DE NACIONES UNIDAS”.. CUÁL UNIÓN, A QUÉ PAÍSES O NACIONES UNEN.. QUÉ ENTIENDEN POR UNIÓN…?? EXPLIQUEN PORQUE NO ENTIENDO.. ?? Dios ayuda a estos inocentes, te lo pido por favor…

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.