Noticias

Violentos ataques del gobierno libio contra la sitiada Bani Walid (AVN)

Andanadas de artillería y de fuego desde tanques llueven este jueves sobre la sitiada ciudad libia de Bani Walid (noroeste), donde notables y grupos armados rehúsan someterse al gobierno de facto, acorde con reportes obtenidos aquí.

Testimonios desde la localidad afirman que por lo menos 11 cadáveres han sido recibidos en las morgues de los hospitales y que los proyectiles han herido a 19 personas, aunque la estadística puede estar desactualizada por el fiero cañoneo.

Un funcionario de la administración civil de Bani Walid, Massud al Waer, precisó que la localidad está siendo bombardeada desde tres emplazamientos artilleros y que “decenas personas han sido heridas”.

La ciudad, que las actuales autoridades libias describen como leal al asesinado líder Muamar Gadafi, está sitiada hace semanas y los habitantes dijeron que no se someterán a “milicias sin ley”, en alusión a los grupos armados que sirvieron de sombrilla el año pasado a la agresión militar de la OTAN.

El asedio fue anunciado por el Congreso Nacional, que ejerce de gobierno, como parte de los esfuerzos por extender su autoridad al conjunto del país, fragmentado por disensiones tribales y regionales, y la influencia de miicias armadas que rechazan entregar sus armas.

A principios de semana, el parlamento eligió a Alí Zidan para que forme un gabinete de transición después que su antecesor, Mustafá Chagur, fue cesanteado debido a su incapacidad de cumplir la tarea.

La ofensiva sobreviene mientras agentes del servicio secreto estadounidense trabajan con la policía en la búsqueda de los presuntos responsables del ataque el pasado 11 de septiembre al consulado de Washington en Bengasi, durante el cual murieron el embajador Christopher Stevens y tres funcionarios de la legación.

Informes frescos señalan que el Departamento de Estado poseía información sobre la posibilidad de un ataque y a pesar de ello retiró parte de la custodia del consulado, asaltado e incendiado por manifestantes tras la difusión de fragmentos de una película que difama al profeta islámico Mahoma.

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.