Noticias

Vladímir Putin y la política exterior de Rusia (La Voz de Rusia)

Rusia se atendrá siempre a este principio. El presidente Vladímir Putin expuso los ejes claves de la política exterior del país en un encuentro con embajadores de Rusia y representantes del país en organizaciones internacionales.

La reunión comenzó con un minuto de silencio en memoria de las víctimas de las inundaciones en el Kuban y el accidente de carretera en Ucrania. Las reuniones del presidente con embajadores son regulares desde 2002. Vladímir Putin expresó que, en los diplomáticos justamente recae la tarea de defender las posiciones de Rusia en el mundo. Entre sus tareas figura en un primer plano la habilidad de analizar operativa e idóneamente lo que acontece y hacer previsiones. Más aun que la relaciones internacionales distan hoy de ser equilibradas y estables.

Entre los desafíos y amenazas sobresalen la propagación de las armas de exterminio, el extremismo y la seguridad alimentaria. Aparte está la crisis económica en la zona europea. Se debilita el dominio histórico de los países occidentales, lo que no puede alegrar a Rusia, indicó el primer mandatario:

—Este es ya un hecho que no debe causarnos alegría, sólo inquietud. Observamos los intentos de conservar, como sea, su influencia habitual, de extraer para sí ventajas geopolíticas. Es más, a menudo recurren a acciones unilaterales, en contra de las normas internacionales. Ello se manifiesta en las denominadas operaciones humanitarias, en la exportación de la democracia con proyectiles y bombas y en la intromisión en los conflictos internos, en los gestados particularmente por la “primavera árabe”.

Los problemas deben ser resueltos, en las condiciones que sean sólo por la vía política. Pero si llegase a surgir la necesidad de recurrir a la fuerza, esos problemas pueden y deben ser decididos sólo por el Consejo de Seguridad de la ONU. Rusia promoverá este postulado en las cumbres que vengan de la APEC, del G-8, del G-20 y del grupo BRICS.

El presidente destacó unos cuantos ejes de suma importancia para la política exterior rusa. Están por cierto los vecinos. En el espacio de la CEI están en marcha hoy día nuevos procesos integracionistas. Entre ellos está la Unión aduanera de Rusia, Bielorrusia y de Kazajstán. El mercado común de estos países es de ciento sesenta y cinco a ciento setenta millones de consumidores. A un lado se mantiene de momento Ucrania. Vladímir Putin indicó que, con su incorporación el mercado de ventas crecería hasta los doscientos diez, doscientos veinte millones de consumidores:

—Según evaluaciones independientes objetivas, la incorporación de Ucrania a esta unión integracionista, daría sin duda a Ucrania, y a todo el proceso, una dinámica adicional, y sería sumamente positivo desde los puntos de vista económico y social. Pero, nosotros entendemos perfectamente que, la participación en distintas asociaciones integracionistas constituye, sin duda, la opción soberana del pueblo y del Estado de Ucrania. Tomamos esta opción con respeto y buscaremos las formas que sean de cooperación, las más óptimas y adecuadas para que esas colaboraciones no se marchite, sino que, por el contrario, se desarrolle.

El presidente llamó atención, seguidamente, a la región asiática del Pacífico, poniendo de relieve a China y la India. Esa región se desarrolla dinámicamente y se torna un nuevo centro de desarrollo global, que influye en el Lejano Oriente ruso y en Siberia.

Europa es otro socio permanente y prioritario para Moscú. El dignatario indicó que Rusia, a través de aportes adicionales el FMI ayuda también a las economías europeas atacadas por la crisis. Sin embargo, el nivel de cooperación no se ajusta, sin embargo, al potencial económico y político de las partes. A juicio de Vladímir Putin, Rusia y la UE podrían plantearse objetivos más ambiciosos.

Un eje aparte más es EEUU de Rusia y EEUU, como dos grandes potencias nucleares, dependen la solución de muchos problemas globales y regionales. El dignatario definió la cooperación con EEUU de predecible y de provecho mutuo. Está claro que no están ausentes las dificultades, como el caso del reemplazo de la enmienda antisoviética de Jackson-Vannick, por la antirusa de Magnitski, amén de los planes norteamericanos de sistema global antimisiles, el que altera el equilibrio de las fuerzas nucleares estratégicas de Rusia. Por lo demás, el presidente está seguro de que en períodos de campaña electoral suelen emitirse declaraciones estruendosas. Pero, en Rusia no son propensos a dramatizarlas.

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.